En un artículo de The Guardian se habla de social media para docentes, sobre todo Facebook, Twitter y Pinterest. El periodista opinaba que el profesorado no puede ignorar los social media porque es en ese entorno en el que se mueven los jóvenes hoy en día. Si conozco bastante bien los primeros dos, el último es una novedad para mí. No tenía una cuenta Pinterest aunque sí utilizaba algunos de los recursos allí colgados (“pinned“) por otros educadores, sobre todo cuando quería buscar ideas para talleres de manualidades para mis actividades extraescolares. Después de leer el articulo de Leona Ungerer, he decidido registrarme y descubrir lo que puede ofrecer Pinterest. Lo mismo hice con Scoop.it.

En el ámbito de la formación y educación en derechos de la infancia, estas herramientas digitales pueden ser muy útiles a la hora de organizar y compartir noticias e informaciones (Scoop.it) o ideas para actividades y recursos (Pinterest). En ambos casos, los materiales compartidos pueden ser propios de quién les comparta, o bien procedentes de páginas web fiables y seguras. A la hora de compartir recursos educativos, creo que es muy importante verificar su proveniencia, por ejemplo en el caso de artículos, que éstos sean publicados en las páginas de periódicos reconocidos, que hayan pasado por un proceso de peer review o escritos por profesionales. Siempre podemos compartir en libertad opiniones y ideas, pero creo que en el ámbito de la educación, es muy importante tener en cuenta de dónde llega esa información. Si compartimos alguna idea sobre una nueva pedagogía, por ejemplo, tenemos que preguntarnos si esa pedagogía tiene una base científica o no, si ha sido experimentada y cuales han sido lo resultados.

Gracias al artículo de Ungerer, también he descubierto otro social media que podría ser muy útil para los docentes. Edmodo es una plataforma gratuita que permite comunicarse y colaborar con los colegas, los alumnos y las familias. A través de la plataforma es posible compartir recursos, asignar tareas o mantenerse en contacto con la comunidad educativa. Quizá éste sea menos popular que otras plataformas, pero podría ser lo que algunos profesores iban buscando.

Seguiré explorando las posibilidades de los social media hasta que encuentre lo que más puede ser útil en mi ámbito, teniendo en cuenta que el mundo de las estas plataformas evolve y cambia más rapidamente que nunca.