La evaluación de las competencias del alumno puede llevar a cabo un cabo de diversas formas; cómo ya señalamos en la primera actividad correspondiente al área de evaluación, estas competencias vienen definidas en la guía docente del curso.

Una vez evaluado las competencias tenemos que buscar las herramientas de evaluación más acordes para ello. El mercado nos ofrece gran variedad de recursos digitales que cabe agruparlos en dos grandes tipos: abiertos y cerrados; dentro de cada tipo existe diversidad de herramientas de evaluación.

Realizó una búsqueda de los recursos digitales más utilizados y la intención que buscaban. Algunas de estas herramientas encajan en la enseñanza primaria, otras son más avanzadas y propias para niveles de secundaria. En el ámbito universitario, el uso de vínculos es más reducido, por los motivos que iremos viendo.

Antes de comenzar con la relación de distintas herramientas vistas, el anuncio, que hay que tener cuidado con la protección de datos, de manera que, salvo que no sea necesario, es conveniente utilizar alias o seudónimos, especialmente en las herramientas interactivas.

Entre los recursos mas usados ​​cabe destacar Hagoot, Socrative, Plickers, estas herramientas permitidas interactuar a través de preguntas-respuestas de manera en línea e inmediata.

Otros, como Google Forms, Edmodo, Quizizz, Type form, sirven para crear cuestionarios tipo test que ofrecen la ventaja de proporcionar una retroalimentación (feedback) al alumno.

Hay otras herramientas que permiten crear videos y agregar comentarios a los mismos e incluso se pueden agregar preguntas-respuestas, lo que permite al profesor conocer lo que cada uno de los alumnos ha sido capaz de comprender; a este grupo pertenece Edpuzzle, Formativo, Classflow. Tenemos también Trivinet que permite elaborar un juego tipo trivial.

Junto a estas herramientas, no hay que olvidar las presentaciones que nos ofrece Power Point, Prezzi, Powtoon, que usa la animación, que ofrece estas aplicaciones, permite crear presentaciones muy visuales. En estas mismas presentaciones cabe insertar videos y audios con los que interactuar con el alumno; algunas admisiones incorporar preguntas-respuestas.

Por último, es de destacar las pizarras digitales que son de gran ayuda en muchas materias. Jamboard, con sus dos modelos, es una de las más completas, permite compartir y colaborar con varias personas, puede crear grupos de alumnos y el profesor puede interactuar con los estudiantes.

Google Chrome tiene extensiones con herramientas interesantes para la evaluación; las plataformas tipo Moodle o Canvas, son plataformas de gestión de aprendizaje que engloban muchas de las herramientas citadas. Son plataformas intuitivas que permiten tener, en la llamada “aula virtual”, todo el temario, esto es, las lecciones ordenadas en pestañas, en cada etiqueta cabe incorporar los distintos recursos de evaluación que proponen, cuestionario tipo prueba de respuestas múltiples o verdadero / falso, respuestas cortas o ensayo; o mandar una tarea al alumno, como trabajos, ejercicios, casos prácticos, comentarios y que luego lo suban al buzón habilitado; este buzón permite configurarlo, de manera que se ponga un plazo determinado de entrega y transcurrido el plazo ya no se permite ninguna entrega más, o bien, se puede permitir la entrega pero con la leyenda de “tarea retrasada”, lo que permite al profesor penalizar el retraso. Igualmente, el profesor puede configurar el buzón con retroalimentación (feedback) al alumno, mediante comentarios a su trabajo. Otra de las ventajas de estas plataformas es su calificador, cada buzón lleva la posibilidad de volcar la nota a un calificador global, diseñado previamente con las porcentajes de evaluación propuestos al inicio del curso en la guía docente. También dispone de una pizarra que permite crear videoconferencias, compartir archivos, pizarra digital, grabar las sesiones para después de visionarlas, tantas veces como se quiera, chatear … .; del mismo tipo es Aula de Google. el profesor puede configurar el buzón con retroalimentación (comentarios) al alumno, mediante comentarios a su trabajo. Otra de las ventajas de estas plataformas es su calificador, cada buzón lleva la posibilidad de volcar la nota a un calificador global, diseñado previamente con las porcentajes de evaluación propuestos al inicio del curso en la guía docente. También dispone de una pizarra que permite crear videoconferencias, compartir archivos, pizarra digital, grabar las sesiones para después de visionarlas, tantas veces como se quiera, chatear … .; del mismo tipo es Aula de Google. el profesor puede configurar el buzón con retroalimentación (comentarios) al alumno, mediante comentarios a su trabajo. Otra de las ventajas de estas plataformas es su calificador, cada buzón lleva la posibilidad de volcar la nota a un calificador global, diseñado previamente con las porcentajes de evaluación propuestos al inicio del curso en la guía docente. También dispone de una pizarra que permite crear videoconferencias, compartir archivos, pizarra digital, grabar las sesiones para después de visionarlas, tantas veces como se quiera, chatear … .; del mismo tipo es Aula de Google. previamente diseñado con los porcentajes de evaluación propuestos al inicio del curso en la guía docente. También dispone de una pizarra que permite crear videoconferencias, compartir archivos, pizarra digital, grabar las sesiones para después de visionarlas, tantas veces como se quiera, chatear … .; del mismo tipo es Aula de Google. previamente diseñado con los porcentajes de evaluación propuestos al inicio del curso en la guía docente. También dispone de una pizarra que permite crear videoconferencias, compartir archivos, pizarra digital, grabar las sesiones para después de visionarlas, tantas veces como se quiera, chatear … .; del mismo tipo es Aula de Google.

Google teams es una herramienta últil para las videoconferencias, al igual que Zoom o Google meet, que permiten muchos usuarios a la vez.

No hay una herramienta perfecta y que sirva para todo, por eso a la hora de elegir la herramienta más adecuada tenemos que hacernos varias preguntas:

1ª Qué quiero que los alumnos aprendan y comprendan con esta lección. Cada lección del temario tiene un grado de comprensión más o menos complejo, no es necesario evaluarlo todo, hay lecciones que si no se ha entendido lo anterior es imposible que puedan comprender lo siguiente, por tanto, no consiste en agobiar al alumno con multitud de actividades de evaluación;

2ª Por otra parte, el grado de comprensión es diferente en cada alumno, ello supone que, la segunda pregunta que tenemos que hacernos es, cuál es el grado mínimo de comprensión que debe alcanzar el estudiante; en base a esa respuesta, cabe establecer niveles de evaluación. Esta forma permitirá ir alcanzando los objetivos que cada alumno se proponga. El alumno, en cursos superiores, debe ir teniendo autonomía en su aprendizaje, debe responsabilizarse de su nivel de conocimiento. A mayor conocimiento y comprensión mayor nota. Pero, evidentemente, partiendo de un nivel mínimo, pero óptimo de conocimiento. La existencia de una escala de notas deviene del distinto grado de conocimiento alcanzado por el alumno.

3ª Ya solo nos queda una tercera pregunta, cómo evalúo esos grados de comprensión, esto es, los elementos que se deben tener en cuenta en la evaluación; comprensión, formato del trabajo, contenido, actitud del alumno en la tarea o actividad encomendada, interés por la materia, etc.

Hechas las preguntas elegiremos la herramienta o recurso más adecuado a cada una de las lecciones o temas que queramos evaluar. Algunas de estas herramientas las hemos expuesto anteriormente. Respecto a la pregunta cómo evalúo los niveles de aprendizaje, la herramienta más útil es lo que se denomina “rúbrica”; se expresa en una tabla los criterios o aspectos a tener en cuenta, los niveles de destreza y el peso que cada criterio tiene; esta forma permite una evaluación cuantitativa, cualitativa o ambas, según se añada o no el peso o porcentaje a cada criterio y nivel.

Para la rúbrica existen distintas herramientas como, Rubistar, Corubrics, Sined, e-rúbrica, Teachrubric y otras.

Como conclusión, creo que no hay que impedir el crecimiento intelectual del alumno; ello supone entender que cualquier herramienta digital no deja de ser lo que es, una herramienta o ayuda, un medio auxiliar para la evaluación, que nos aporta un dato sobre el aprendizaje del alumno.

Que este aprendizaje es individual, el profesor debe acompañar al alumno en ese aprendizaje y crecimiento; el alumno debe ser responsable de su mayor grado de conocimiento. La madurez del alumno universitario permite que pueda estudiar y ser capaz de comprender por él mismo, aunque siempre acompañado, que no tutelado, por el profesor.

El alumno universitario ya no es un infante, las herramientas que el profesor utilice para evaluar sus competencias no pueden ser un juego, la realidad misma no lo es.

Las herramientas digitales existentes permiten al profesor universitario elegir las mas convenientes a su materia y al fin que se persiga, el cual vendrá determinado por las competencias a alcanzar.

Las universidades tienen plataformas que engloban herramientas diferentes y que son útiles para distintas carreras y materias.

Las herramientas digitales, herramientas son, pero nunca debe olvidarse la comunicación visual, este tipo de comunicación es fundamental para el aprendizaje del alumno, por tanto, siempre utilizaremos una herramienta que lo integre. La comunicación visual, sino no puede ser presencial será virtual, a través de videoconferencias, presentaciones con vídeos y audios insertados, y cualquier otra herramienta, tipo youtube.

El alumno necesita ver, oir y sentir la presencia del profesor, aunque en ocasiones lo deteste, especialmente en la etapa de evaluación.

Entre las distintas herramientas digitales y, para una materia concreta del programa, he optado por una presentación en la que he insertado, en algunas de las dispositivas, un audio explicativo y, en otras, un video referido a la materia. Otra de las presentaciones creada por el profesor y que será compartida con los alumnos mediante la pizarra digital de Jamboard, mediante esta herramienta el alumno podrá ir completando las dispositivas de la presentación y responder a las cuestiones que vayan apareciendo; otra de las herramientas es la realización de presentaciones por parte de un grupo de alumnos y sean sus compañeros los que evalúen, atendiendo a unos criterios, rúbricas, previamente fijados. Por otra parte, atendiendo al nivel de exigencia que el alumno se imponga estableceré cuestionarios con contenido básico y otros más exigentes, en cuanto a su contenido. Por último, habrá alguna prueba oral mediante la blackboard de Moodle o google teams. En el ámbito universitario los Mocc es otra de las herramientas que pueden ser útiles para compartir conocimientos entre alumnos de distintas carreras, clases, universidades, etc.