La utilización de LMS como moodle o canvas, permite asignar a cada tarea o actividad que se ponga al alumno un porcentaje para aplicar la nota final, que será el 100%. El calificador de estas plataformas facilita la información necesaria de cada alumno y del grupo.

Al inicio del curso las tareas, ejercicios, controles parciales y examen o prueba final debe quedar diseñado y se le asignará el porcentaje o peso que cada uno tenga para conformar la nota final. En cualquier caso, a lo largo del curso pueden modificar o agregar más tareas o cambiar el porcentaje. No es necesario que todas las tareas sean evaluables, se pueden asignar, por ejemplo, tareas grupales o comentarios de texto para verificar el estudio del alumno y el interés que vayan demostrando sin tener un peso en la nota final

El número de tareas dependerá de la duración del curso y del número de créditos asignados a la asignatura, también influirá en el nivel del alumnado. La estructura del temario nos sirve para ver las pruebas o tareas que son necesarias para que el alumno llegue a alcanzar el conocimiento y la comprensión necesaria.

Para poder conocer la marcha del alumno en particular y de la clase en general, ordena las tareas evaluables cada 15 días y que estas tareas engloben tres o cuatro temas. Esta distribución me permite tener un seguimiento del alumno y del grupo que me indicará, mediante los informes que las plataformas de seguimiento, un conocimiento tanto cuantitativo como cualitativo; esta información facilita al profesor la necesidad o no de rectificar la intensidad de las tareas y ver el nivel de comprensión de la materia detectada.

Esta forma de verificar el progreso del alumno permite ayudar a aquellos alumnos con un rendimiento insuficiente tratando de evitar su fracaso al final del curso.

Cómo la comprensión total de la asignatura solo puede conocerse mediante una prueba que englobe toda la materia teniendo una prueba final que contenga preguntas que tengan que medir el grado de conocimiento, comprensión y capacidad analítica del alumno.

Las herramientas de información de la marcha del curso pueden poner de relieve el progreso individual, tanto cuantitativo como cualitativo. Igualmente podremos obtener una información global de nuestra asignatura, de todo el curso, de cada carrera, etc.

Por último, es interesante también conocer la evaluación del profesor por parte de los alumnos, muchas veces coinciden con un buen rendimiento académico con una buena aceptación del profesor por parte de sus alumnos.

 

La plataforma Splunk>enterprise nos facilita los resultados de la evaluación de cada alumno y del grupo mediante gráficos; hay una serie de pestañas referidas a distribución de notas, informe por asignatura y por alumno, concentrado de las notas, etc. Es bastante completa la información que proporciona.