El profesor antes del inicio de la asignatura tiene preparada una guía con la materia a impartir; en la guía se hace constar los objetivos que se pretenden conseguir. Los objetivos van acompañados de las herramientas o recursos que son necesarios para que el estudiante pueda adquirir las competencias habilitantes para conseguir los fines específicos que, con cada elemento de evaluación, se persiga. La elección de los tipos de evaluación adquiere gran importancia para poder determinar el conocimiento del estudiante, su manejo de la herramienta o recurso evaluador y, sobre todo, que el estudiante pueda conocer sus errores que le permitan una mejora.

Existen varios sistemas o recursos para la evaluación del estudiante que pueden quedar encuadrados en dos grandes grupos:

a) Los que persiguen un control individual del alumno: cuestionarios a través del aula virtual, tareas o ejercicios a realizar en clase o con posterioridad, usando el aula virtual, controles o exámenes parciales, casos prácticos, comentarios sobre temas.

b) Los que persiguen una evaluación colectiva de todos o por grupos de estudiantes: como pueden ser los seminarios, exposiciones o presentaciones en grupo, publicación en blog de clase, participación en foros,

No hay duda que todos los recursos son adecuados en la medida que se consiga evaluar o comprobar las habilidades y competencias adquiridas por el estudiante.

Los sistemas o pruebas convencionales de evaluación individual son imprescindibles para comprobar el grado de conocimiento y entendimiento de la materia; los recursos digitales son herramientas complementarias que permite al profesor conocer la habilidad y competencia del estudiante al enfrentarse a una situación.

El profesor debe explorar las distintas herramientas y elegir las más adecuadas atendiendo, al tipo y nivel del alumnado, al contenido y complejidad de la materia; los recursos más idóneos se tendrán que ir viendo a lo largo del desarrollo del curso; ningún curso es igual a otro, ningún año escolar es igual a otro, por tanto, ningún recurso o herramienta digital o no digital es infalible. La combinación de varios nos permitirá una evaluación más completa, pero nunca será perfecta.